si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
Técnicas respiratorias que le ayudarán a prepararse mejor ante un trasplante de pulmón

Técnicas respiratorias que le ayudarán a prepararse mejor ante un trasplante de pulmón

30Abr2019

Técnicas respiratorias que le ayudarán a prepararse mejor ante un trasplante de pulmón

Tenemos que estar orgullosos porque España cuenta con la tasa de trasplantes más alta del mundo. Uno de los más habituales, el de pulmón. Si se encuentra en la lista de espera para someterse a este tipo de intervención, ya sabrá que prepararse para el antes y después de la cirugía, es vital. Aquí, la fisioterapia respiratoria será su gran aliada.

El trasplante de pulmón se realiza a pacientes con enfermedad pulmonar avanzada e incapacitante, que, a pesar del tratamiento médico, farmacológico y rehabilitador, presenta un mal pronóstico de vida a corto plazo.

 

Desde hace un tiempo, la rehabilitación pulmonar forma parte de los programas de tratamiento de trasplantados pulmonares. Gracias a ella, los pacientes consiguen afrontar la operación con más fuerza, y recuperar y estabilizar la función respiratoria tras la intervención.

¿Qué tipo de técnicas y ejercicios tengo que hacer antes de mi trasplante?

En esta fase, el programa de rehabilitación respiratoria se divide en dos partes:
La primera consta de un proceso de aprendizaje de aproximadamente ocho semanas, donde le enseñarán:

Técnicas de respiración

Respiración naso-bucal.

Consiste en realizar una respiración cogiendo aire por la nariz, para luego expulsarlo por la boca de forma continuada, suavemente, como si apagara una vela.

Esta será la respiración base con la que empezará a realizar el resto de las técnicas respiratorias. Duración aproximada, unos 20 segundos.

Respiración diafragmática.

Hemos hablado de ella en muchas ocasiones. Bien realizada mejora la oxigenación pulmonar.

Empiece tomando consciencia de su respiración, a través de la respiración naso-bucal. Coloque las manos en su abdomen y note cómo se va moviendo durante la inspiración y espiración. Ahora, haga una exhalación profunda por la boca para vaciar los pulmones completamente.

Con esto lo que va a conseguir es que cuando vaya a inspirar, no haya aire dentro de sus pulmones, y así el diafragma no trabaje tanto.

Después de este paso, inhale profundo por la nariz y dirija el aire hacia la tripa, a la vez que esta se infla y sale para fuera.

La clave de esta respiración es que aprenda a coordinarla con el movimiento de su estómago. Lo ideal es trabajarla en sesiones de 10 o 15 respiraciones.

Técnicas de aclaramiento mucociliar

El objetivo es que pueda eliminar con más facilidad las secreciones que genere.

Durante el programa aprenderá las técnicas de espiración forzada y lenta, para llevar la mucosidad que se encuentra en los bronquios más alejados, a vías respiratorias más proximales, para después expulsarla a través de la tos.

Aprender a gestionar la tos de manera eficaz, también formará parte de su entrenamiento. Controlar su tos le permitirá eliminar secreciones, sin emplear tanto esfuerzo y por lo tanto, sin irritación en la garganta y cansancio.

Fortalecimiento de los músculos respiratorios

Ejercicios de expansión pulmonar.

Acompañe su respiración con las manos. Expulse por la boca todo el aire que tiene en los pulmones, al mismo tiempo que ejerce una leve presión con las dos manos en la zona de las costillas. Inspire por la nariz, a la vez que deja de realizar la presión. Repita el proceso 10 veces.

Ejercicios con el incentivador

Entrenar los músculos respiratorios le va a permitir aumentar su fuerza y resistencia, además de su capacidad aeróbica.

En este enlace puede ver cómo se utiliza el incentivador y qué tipo de intensidad tiene que emplear para conseguir que el entrenamiento de los músculos respiratorios sea efectivo.

Entrenamiento al esfuerzo

Camine durante 10 minutos. Trayectos cortos. Coordine sus pasos con la respiración. Realice ejercicios de estiramiento y fortalecimiento en brazos y piernas.

Una vez que termina la fase de aprendizaje, le volverán a remitir a su centro de referencia, y a partir de ahí comenzará la segunda fase o fase de mantenimiento.
Realizará revisiones cada mes, pero si el médico considera que su situación médica así lo requiere, puede que esta fase la lleve a cabo en el hospital.

¿Qué cuidados son necesarios tras un trasplante de pulmón?

La fisioterapia respiratoria post trasplante se inicia en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), una vez que el paciente lleva de 12 a 24 horas en situación hemodinámica estable, es decir, que todas sus constantes vitales son normales.

El objetivo del fisioterapeuta respiratorio en esta fase es el de asistirle en la extubación (retirarle el respirador), además de favorecer el drenaje de sus secreciones, para evitar que pueda tener complicaciones respiratorias.


Cuando está intubado, su reflejo de la tos se inhibe, no puede toser, por eso es importante que el fisioterapeuta trabaje técnicas que le ayuden a eliminar las secreciones, como, por ejemplo, la Espiración Lenta Prolongada (ELPr).

En el momento en el que ya puede colaborar, se irán incluyendo técnicas que precisen de un mayor trabajo por su parte como: ventilaciones dirigidas, Espiración Lenta Total a Glotis Abierta (ELTGOL) o Ejercicios de Debito Inspiratorio Controlado (EDIC).

En el momento que ya sale de UCI y pasa a planta, los objetivos principales dentro del programa de rehabilitación pulmonar son:

  • Evitar el colapso pulmonar,
  • Prevenir rigideces articulares
  • Mantener los pulmones libres de secreciones.

Para ello, se insistirá en aquellas técnicas y ejercicios que ya aprendió durante la fase pre trasplante:

  • Gestión de tos asistida
  • Movilización de brazos y piernas
  • Utilización de inspirómetro.

Una vez que le den el alta, además de continuar con la medicación pautada por su médico, debe implementar en su día a día todo lo aprendido en el programa de rehabilitación pulmonar, para asegurarse que su sistema respiratorio permanece en el mejor estado posible.

 

Tanto el entrenamiento de fisioterapia respiratoria previo, como el posterior a la cirugía, se realiza en el hospital con los fisioterapeutas respiratorios que forman parte del equipo que van a atenderle en todo el proceso.



Sin embargo, hay en muchas ocasiones que la fase de entrenamiento se realiza, pero el tiempo de espera para el trasplante se alarga, y si no se ha seguido practicando todo lo aprendido, las condiciones físicas que se esperan para afrontar la cirugía, puede que no sean las más indicadas.


Por eso es importante, que a partir del primer día que empieza con su preparación, sea consciente de que todas las técnicas, pautas y recursos que aprenderá, tendrá que implementarlas sí o sí en su rutina diaria.

 

No solo para llegar a la operación en la mejor condición física, sino para que su recuperación sea más rápida, evite complicaciones, y tras el alta, consiga que su sistema respiratorio siga manteniéndose en un buen estado.

En muchas ocasiones realizamos sesiones de control para aquellas personas que ya pasaron su período de aprendizaje, pero que aún no han sido operados.

Quieren recordar los ejercicios, o corregir aquellas técnicas que no terminan de realizar correctamente, para mantener su estado de salud en las mejores condiciones posibles, antes de su intervención.

Si al igual que ellos, necesita sesiones de control periódicas que le ayuden a seguir y no abandonar su rutina, puede solicitar una cita con nosotros aquí.

 

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Escribir un comentario