si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
sensación-de-ahogo-garganta

Sensación de ahogo por ansiedad: causas y soluciones

16Jul2021

Sensación de ahogo por ansiedad: causas y soluciones

En ocasiones, cuando corremos o saltamos sentimos que  no podemos respirar, que nos falta el aire. Esto es algo completamente normal, sin embargo hay ocasiones en las que estando en reposo, y sin causa aparente, también experimentamos esto mismo. Si este es tu caso, probablemente estés experimentando sensación de ahogo por ansiedad.

Si aún no entiendes muy bien a qué nos referimos, sigue leyendo y descubre si sufres disnea. Una sensación de ahogo pasajera que, en la mayoría de casos, no es preocupante aunque sí puede llegar a ser muy paralizante.

Causas de la disnea: ¿Sensación de ahogo por ansiedad?

Aunque la falta de aire momentánea no suela ser un síntoma muy preocupante, si esta sintomatología se repite a menudo debes acudir al médico, pues su origen puede indicar  trastornos muy distintos. Alguno de los cuales, sí que presentan gravedad.

Según el tiempo de evolución se puede distinguir entre disnea aguda (horas, días) y crónica (semanas, meses).A continuación, presentaremos las causas de disnea más frecuentes.

Las causas más frecuentes

Patología pulmonar

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o asma. Específicamente cuando sufrimos una crisis aguda.
  • Infección de las vías respiratorias
  • Neumotórax o traumatismo torácico
  • Deformidad de la caja torácica, derrama pleural...

Patología cardiovascular

  • Insuficiencia cardíaca
  • Arritmias
  • Enfermedad por trombo embólica
  • Pericarditis y taponamiento cardíaco

Otras causas

  • Alteraciones metabólicas
  • Anemia
  • Shock
  • Intoxicación por CO
  • Obstrucción de la vía aérea
  • Ansiedad

Durante este artículo profundizaremos en la sensación de ahogo por ansiedad. Una de las causas más frecuentes de la disnea momentánea.

Antes de pasar a hablar sobre cómo gestionar esta ansiedad para que esta sensación de ahogo no paralice tu vida, definamos qué es la ansiedad y que otros síntomas provoca.

Sensación de ahogo por ansiedad: ¿Por qué?

La ansiedad es un trastorno que conforma un problema de salud mental. Este se basa en experimentar continuamente un sentimiento excesivo de miedo, nerviosismo y/ o preocupación.

La ansiedad continua y constante genera síntomas físicos en las personas que las sufre. Un ejemplo de ello sería la disnea momentánea o en los momentos en lo que sufrimos una crisis de ansiedad. Esta es la responsable de que sintamos esa sensación de ahogo por ansiedad.

¿Pero sabías por qué estos dos conceptos se relacionan?

El vínculo entre la ansiedad y la disnea.

El cerebro es el encargado de regir el sistema respiratorio. Por esta razón, ante estímulos sensoriales que nos asustan, afligen o nos ponen nerviosos, nuestro cerebro reacciona y a veces sentimos una sensación de ahogo.

Pero en ocasiones, esto no es solo una sensación. ¿Sabías que el estrés o una crisis de ansiedad agudizada puede provocar un aumento de la frecuencia respiratoria que lleve a la disnea?

Esto ocurre porque en ese instante, al respirar desacompasadamente, se produce un desequilibrio entre los niveles de oxígeno y de Co2 existentes en nuestro organismo. Específicamente, un aumento significativo de oxígeno y una disminución considerable de Co2.

Si sufres de disnea, pero no estás completamente seguro de estar sufriendo una crisis de ansiedad, debes saber que, además de la sensación de ahogo, esta puede ir  acompaña de otros síntomas como palpitaciones, mareos, náuseas e incluso escalofríos, sudoración o dolor en el pecho.

sensación-de-ahogo-coronavirus

Sensación de ahogo por ansiedad: Soluciones

Cuando padeces disnea a consecuencia de una crisis de ansiedad o estrés debes tener en cuenta que la respiración es la clave para manejar esa situación y volver a un estado de equilibrio.

Como ya hemos mencionado, cuando nuestro organismo se encuentra en un estado de alarma, tendemos a hiperventilar, bien sea por hacer respiraciones cortas y demasiado rápidas o, al contrario, demasiado profundas y tomando grandes bocanadas de aire.

Para aprender a gestionar estas situaciones y controlar nuestra respiración debemos integrar ejercicios de respiración controlada en nuestra rutina diaria.

 Este control no solo nos ayudará a gestionar la disnea durante las crisis de ansiedad, sino que también favorecerá la relajación y funcionalidad de nuestra musculatura, paliando así otros de los síntomas de la ansiedad. Por ejemplo, las contracturas.

Uno de los músculos más relacionados con el control de la respiración es el diafragma, ubicado justo debajo de los pulmones. Cuando hacemos descender este músculo con la entrada de aire, ampliamos la capacidad pulmonar y después, cuando expulsamos el aire, el diafragma se relaja, volviendo a su posición original.

Quédate con este proceso, pues te será de gran ayuda al poner en práctica los ejercicios de respiración que te ayudarán a acabar con esa sensación de ahogo por ansiedad.

Esta técnica se denomina “la respiración diafragmática”. Se trata de una serie de ejercicios basados en la respiración profunda desde el diafragma con el objetivo de calmar el cuerpo. Esta nos permitirá maximizar nuestra capacidad pulmonar, lo cual favorecerá nuestra oxigenación sanguínea. 

Cómo llevar a cabo la respiración diafragmática

sensación-de-ahogo-en-reposo

El primer paso será adoptar una buena postura. Nuestra recomendación es que empieces realizando estos ejercicios sentados, si lo deseas, cuando tengas dominada esta técnica, puedes pasar a hacer el ejercicio tumbado.

  • Mantén la espalda recta y completamente apoyada en la silla y sostén los hombros rectos, es decir, intenta que estos no se curven hacia delante.
  • Evita presiones en la zona abdominal, quitarte el cinturón o desabróchate el botón del pantalón si es necesario
  • Ambos pies deben estar completamente apoyados en el suelo
  • Por último, debemos colocar una mano sobre el vientre y la otra sobre el pecho.

Cuando nos hayamos colocado correctamente comenzaremos con el ejercicio. Debemos inspirar profundamente, de forma que  el aire llegue hasta la base de los pulmones, inflando el abdomen. Al expirar, sacaremos el aire, de forma que el abdomen vuelva a su estado normal. Sigue los siguientes pasos y acaba con la sensación de ahogo por ansiedad.

  • En primer paso será, tomar aire por la nariz, lenta y profundamente, llenando bien de aire los pulmones. Cuenta hasta tres para asegurarte que sigues un ritmo. Mientas la mano situada en el abdomen se levante y la del pecho se mantenga inmóvil lo estarás haciendo de la forma correcta.
  • En segundo lugar, reten el aire durante 3 segundos. Te ayudará a llevar la cuenta.
  • En tercer lugar, suelta el aire por la boca lentamente, contando de nuevo hasta tres. Asegúrate de que tu abdomen vuelve a su posición inicial.

Repite el proceso dos o tres veces cada día, durante 10 minutos cada ocasión, inclúyelo en tu rutina diaria. Te aseguramos que te será de gran ayuda. Si estás sufriendo una crisis de ansiedad, te recomendamos que también apliques esta técnica, de esta forma las sensaciones desagradables disminuirán, o incluso desaparecerán.

falta-de-aire-por-ansiedad-o-covid

Te aseguramos que te será más fácil recuperar la serenidad necesaria para volver a un estado de equilibrio y seguir con tu día a día. ¡Que la sensación de ahogo por ansiedad no paralice tu vida!

Desde Rehaliza conocemos los beneficios que puede aportarte aumentar tu capacidad pulmonar y aprender a controlar tu respiración. Por ello, queremos recomendarte que te pongas en contacto con nosotros y conozcas todos los beneficios de nuestros tratamientos de fisioterapia respiratoria.

 

¡Permítenos ayudarte a mejorar tu bienestar y tu calidad de vida!

Rehaliza

CERRAR