si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
Cómo ejercitar sus pulmones, recuperar el aliento y reducir su cansancio

Cómo ejercitar sus pulmones, recuperar el aliento y reducir su cansancio

14May2019

Cómo ejercitar sus pulmones, recuperar el aliento y reducir su cansancio

Si no realiza actividad física diaria, sus músculos empezarán a atrofiarse, perderán fuerza y eso hará que al más mínimo esfuerzo se sienta cansado y le falte el aliento. Con los pulmones pasa lo mismo, si no los ejercita, con el tiempo su capacidad se irá limitando y la sensación de ahogo será cada vez mayor.

Uno de los síntomas más comunes de las enfermedades pulmonares crónicas es la limitación de la capacidad pulmonar.

Si la enfermedad es obstructiva, como es la EPOC, las bronquiectasias o el asma, las vías respiratorias se estrechan, se obstruyen, y eso hace que a la hora de exhalar no pueda expulsar todo el aire. Por ponerle un ejemplo, es como si estuviera soplando por una pajita.

Por el contrario, si la enfermedad es restrictiva, como la fibrosis pulmonar, los pulmones no pueden expandirse totalmente y les es más difícil recibir oxígeno. Si padece este tipo de enfermedad, seguramente sienta como si llevara una chaqueta muy apretada que le impide respirar con facilidad.

¿Qué otros factores influyen en su capacidad pulmonar?

Para que se haga una idea, la capacidad pulmonar depende del sexo, de la altura, y de la edad.

Por regla general, los hombres tienen mayor capacidad debido a su complexión física. Tienen los hombros y la espalda más anchos, y eso hace que tengan una caja torácica un poco más grande

En cuanto a la altura, cuanto más alta es una persona, la caja torácica también lo es, tiene más capacidad, y, por lo tanto, un pulmón un poco más grande.

Y, por último, la edad.

Al llegar a la vejez, la función pulmonar empieza a reducirse. Al igual que el resto de nuestro cuerpo, el aparato respiratorio, con los años, empieza a deteriorase. La cubierta que recubre nuestros pulmones se vuelve más rígida, menos elástica y esto hace que no realicen una correcta ventilación.

Si a eso le sumamos, que le hayan diagnosticado una enfermedad respiratoria crónica, los síntomas de fatiga, disnea y limitación pulmonar se incrementan.

Por eso, aunque no lo crea y piense que se va a cansar más, tiene que hacer actividad física todos los días.

¿Cómo puedo ejercitar mis pulmones y recuperar capacidad?

Hay una cosa que debe tener en cuenta, no se pueden revertir los efectos de la edad, ni el deterioro pulmonar.

Ahora bien, eso no significa que tenga que renunciar a tener una mejor calidad de vida. Tiene que conseguir que su función pulmonar se mantenga en las mejores condiciones, y para ello es fundamental que lleve una vida activa y ejercite sus pulmones.

Para conseguirlo, existen unos dispositivos llamados inspirómetros de incentivo, que le van a ayudar a poner a tono sus pulmones, por decirlo de alguna manera, es como si fueran al gimnasio.

Con el incentivador va a poder optimizar todo lo que su pulmón le permita, es decir, si su enfermedad pulmonar le permite movilizar 2,5 litros de aire, ejercitando todos los días y aplicando bien las técnicas respiratorias, conseguiría llegar a 2,8 litros.

Habitualmente suele haber una mejoría de entre 300ml. y 500ml., pero para ello es necesario comprobar el volumen pulmonar del paciente in situ, tener en cuentas sus características y necesidades, y establecer unos objetivos bien definidos que se vayan controlando y ajustando en el tiempo.

¿Qué es un inspirómetro de incentivo y para qué sirve?

Los inspirómetros de incentivo están indicados para recuperar el patrón respiratorio y evitar complicaciones tras una cirugía torácica. Pero también ayudan a mejorar la capacidad pulmonar de aquellas personas, que, por su enfermedad respiratoria crónica, la tienen limitada.

En este ultimo caso, si se siguen las pautas y técnicas indicadas por los profesionales y además se practican todos días, pueden mejorar considerablemente su calidad de vida y reducir los síntomas de su enfermedad.

¿Qué tipo de inspirómetro es el que tengo que utilizar?

Hay dos tipos de inspirómetro, el Triflow, que es un incentivador de flujo de aire y el Cough2, que es un incentivador de volumen pulmonar.

Este de la foto es el Triflow. Se compone de tres cámaras con una bola en cada una de ellas que requieren de 600 a 1.200 c.c.p. por segundo.
inspirometro de incentivo flujo de aire

Se suele utilizar en aquellos pacientes que han pasado por una cirugía torácica o abdominal y necesitan fortalecer su musculatura respiratoria.

Su uso es muy sencillo, tan solo tiene que inspirar a través de la boquilla (no tiene que soplar) para elevar las tres bolas del dispositivo y mantenerlas durante varios segundos.

La inspiración tiene que ser fuerte y profunda, pero no rápida. Las bolas tienen que subir de forma suave y uniforme, no de golpe.

Este tipo de dispositivo no se puede regular, por lo tanto, no se puede ajustar a las necesidades del paciente.

El Coach2 es un inspirómetro incentivador de volumen pulmonar. Se utiliza cuando lo que buscamos es expandir el pulmón y mejorar su capacidad. Es el que utilizamos habitualmente en las sesiones de fisioterapia respiratoria con nuestros pacientes.

Este dispositivo tiene una sola vía que le facilitará la exhalación. Además, cuenta con unos pistones que reflejan claramente la tasa correcta del flujo respiratorio, y eso le va permitir, que desde el principio tenga claro cuál es el objetivo al que tiene que llegar.

El entrenamiento estándar con este tipo de dispositivo consiste en realizar 50 respiraciones, repartidas de 10 en 10, con descansos que van de 30 segundos a 1 minuto, en función del cansancio que le haya producido la anterior serie respiratoria.
inspirometro incentivador de volumenPara utilizarlo correctamente estos son los pasos que debe seguir:

  1. Sople hacia el exterior hasta vaciar por completo su pulmón.
  2. Cuando ya no le quede aire, coloque la boquilla en boca y selle con los labios para evitar que salga el aire.
  3. Realice una inspiración hasta que vea cómo sube el cilindro interior hacia los litros de inspiración máxima.
  4. Retire la boquilla y sople hasta vaciar de nuevo su pulmón.
  5. Vuelva a empezar con todo el proceso.

Antes de utilizar un dispositivo u otro, lo ideal es medir la presión de inspiración máxima (PIM) que tiene, para comprobar qué valores marca. Si estos son inferiores a lo normal, debería utilizar el Triflow para fortalecer su musculatura respiratoria. Si los valores están dentro de lo normal, es mejor que utilice el Couch2.

Es muy importante que mantenga en perfecto estado de conservación su dispositivo. Lave el tubo y la boquilla con agua y jabón, y deje secar al aire o sobre un trapo. En invierno utilice un secador.

El secado es casi más importante que la limpieza, ya que para las bacterias los ambientes húmedos y cálidos son perfectos para alojarse.

“Utilizo todos los días este aparato, pero no veo resultados”

Practicar todos los días con este tipo de dispositivos es una de las tareas que forma parte del tratamiento de rehabilitación pulmonar, pero no es la única.

Si realmente quiere mejorar su capacidad pulmonar y reducir su cansancio, además de implementar correctamente las diferentes técnicas de respiración en su día a día, es necesario que:

  • Fortalezca la musculatura de sus piernas y brazos.
  • Realice ejercicio aeróbico durante 20 minutos, como mínimo, con niveles de intensidad de moderado a intenso.

El incentivador le va a ayudar a preparar el pulmón, para que luego pueda hacer actividad física sin cansarse tanto. Es como cuando uno se prepara para realizar el Camino de Santiago. Primero tiene que caminar todos los días, así, una vez que empiece su ruta, estará preparado físicamente para realizarla en las mejores condiciones.

En su caso es igual, con trabajo respiratorio y actividad física, poco a poco empezará a notar mejoría. Eso hará que se sienta con más ganas y energía, y comprobará que lo que antes le costaba hacer con gran esfuerzo, ahora puede llevarlo a cabo sin perder el aliento.

El uso del incentivador no le va a ocasionar efectos secundarios, pero si es verdad, que antes de empezar a utilizarlo, necesita un período de instrucción, control y seguimiento por parte de un fisioterapeuta respiratorio.

¿Por qué? Pues porque de lo que se trata es que aprenda la técnica correctamente, y que esta sea efectiva.

Si no tiene ese control y seguimiento al principio, utilizar el incentivador puede ocasionarle:

  • Dolor en el pecho
  • Mareos
  • Cansancio respiratorio

Lo ideal es hacer una sesión de aprendizaje y una sesión de control para comprobar que lo está haciendo bien. Después, ya puede hacerlo tranquilamente en casa sin ningún problema.

Los programas de rehabilitación pulmonar ayudan física y psicológicamente al paciente

Todas las actividades que forman parte de un programa de fisioterapia respiratoria, entre las que se encuentra el uso de dispositivos como los inspirómetros de incentivo, le van a ayudar a que sus pulmones estén más elásticos, tengan más expansión y que la capacidad de la que dispone se optimice al máximo.

Esto le va a permitir mejorar su disnea, tener mejor oxigenación y reducir su fatiga y falta de aliento a la hora de realizar cualquier esfuerzo.

Pero no solo eso, al poder gestionar la cantidad de volumen de aire que entra en sus pulmones, aprender a controlar su respiración, y a ser consciente de que es Ud. el que maneja la situación, y no al revés, va a tener una mayor seguridad y psicológicamente se sentirá con más fuerza y energía.

En nuestros programas de 4 semanas enseñamos todas las técnicas y recursos necesarios a personas que como Ud., padecen una enfermedad pulmonar crónica, quieren controlarla y evitar por todos los medios que dirija sus vidas.

Si realmente desea mejorar su calidad de vida y gestionar de manera autónoma su enfermedad, esto es lo que va a conseguir apuntándose a nuestro programa de fisioterapia respiratoria

 

    • Alfonso Montero Pacios
    • Fisioterapeuta Especialista en Fisioterapia Neumológica.
    • Master en Medicina Respiratoria. Universitat de Barcelona (UB) y Universitat Pompeu Fabra.
    • Director asistencial de Rehaliza Health Solutions.

Escribir un comentario