si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
pautas para evitar las crisis asmáticas en niños y adolescentes

¿Cómo manejar una crisis asmática en niños?

15Nov2020

¿Cómo manejar una crisis asmática en niños?

En este post de Rehaliza Health Solutions te explicamos cuáles son las principales pautas y técnicas para saber afrontar y gestionar una crisis asmática en niños y adolescentes.

El asma, aunque puede producirse a cualquier edad, es la enfermedad inflamatoria crónica de los bronquios, más frecuente en la infancia. De hecho, afecta alrededor del 10% de los niños y adolescentes.

Sus síntomas pueden ocasionar absentismo escolar, visitas a los servicios de urgencias más frecuentes, y hasta hospitalizaciones, en estas edades. Por este motivo, es fundamental saber cómo manejar una crisis asmática en niños.

¿Qué es el asma?

Antes de pasar a explicar cómo gestionar adecuadamente una crisis asmática en niños y adolescentes, resulta fundamental conocer un poco mejor en qué consiste el asma.

Se trata de una patología respiratoria crónica caracterizada por la obstrucción reversible de la vía aérea, la cual puede ser parcial o completa. Dicha problemática, daría lugar a lo que se conoce como crisis asmática.

Normalmente, la limitación del flujo aéreo en el asma se produce como consecuencia de la inflamación de las vías aéreas, el exceso de mucosidad y la contracción de los músculos que rodean a los bronquios.

Pero, ¿qué causa el asma? No existe un consenso con respecto a qué provoca esta enfermedad respiratoria, aunque se dan algunos factores genéticos y ambientales que pueden interactuar, provocando esta patología respiratoria en la infancia. A continuación, te ofrecemos más detalladamente cuáles son:

  • Antecedentes genéticos de asma.
  • Exposición ambiental a alérgenos.
  • Consecuencia de la actividad física.

¿Es posible prevenir una crisis asmática en niños? Efectivamente, es posible evitar este tipo de situaciones, así como los ingresos hospitalarios que pueden sufrir los niños y adolescentes, como consecuencia de esta enfermedad respiratoria. Pero, para ello, es preciso saber gestionar la crisis asmática en niños de forma eficaz.

Cuando estos son pequeños, los padres son los encargados de controlar esta enfermedad, y por tanto, del cumplimiento del tratamiento adecuado. A medida que los niños crecen, hay que enseñarles e inculcarles estos hábitos, para que aprendan a gestionar de manera autónoma su patología respiratoria.

crisis de asma niños

¿Cómo gestionar una crisis asmática en niños y adolescentes?

Si quieres contribuir al bienestar de los más pequeños, es fundamental que aprendas cuáles son los síntomas de una crisis asmática en niños y cómo actuar ante ellos. A continuación, te enseñamos cómo gestionar este tipo de crisis en unos simples pasos:

Evita la exposición a los factores de riesgo.

Es preciso dejar de fumar alrededor del afectado y no exponerlo en zonas donde se haya estado fumando y exista una alta concentración de humo. También puede ser muy útil reducir el uso de colonias intensas, artículos de limpieza perfumados o ambientadores, con sustancias y químicos, que puedan desencadenar una crisis asmática en niños y adolescentes.

Por otro lado, tener en cuenta que el 60% de los pacientes asmáticos son alérgicos al polen, por tanto, hay que ser consciente de que la primavera es una de las épocas donde existe más riesgo de sufrir una crisis.

Actualmente, existen Apps que indican el nivel de polen en el ambiente, y permiten saber a qué horas existe una mayor o menor concentración, para que el afectado pueda salir a la calle. Aunque, normalmente, las épocas en las que hay menor riesgo es al amanecer, y al finalizar la tarde.

Reconoce los síntomas de manera precoz

Como ya hemos comentado, conocer los síntomas es muy importante en estos casos. Si observamos dificultad respiratoria, como tiraje o aleteo nasal, sibilancias, tos o presión en el pecho, debes saber que se puede desencadenar una crisis asmática.

Ante estos síntomas, es imprescindible vigilar al niño y mantener a mano la medicación adecuada. De este modo, se podrá evitar una posible crisis e impedir complicaciones mayores.

Uso adecuado de inhaladores

Para gestionar una crisis asmática en niños, también es necesario saber utilizar correctamente los inhaladores. Por ejemplo, si los niños son pequeños, la mejor forma de administrar la medicación, es a través de la cámara espaciadora.

Normalmente, los fármacos prescritos para el asma se administran por vía oral, para que tengan efecto directo en el tracto respiratorio. Esta es la forma más rápida, y que menos efectos secundarios presenta, de tratar al afectado.

La eficacia del tratamiento farmacológico dependerá del uso que se haga de los inhaladores. Por ello, tanto en el caso de un niño pequeño, como de un adolescente, o incluso un adulto, es fundamental saber manejar estos dispositivos de forma adecuada.

Asimismo, también puede ser útil saber que los inhaladores pautados más habituales son:

  • Broncodilatadores, que relajan los bronquios, facilitando el paso del aire y la respiración.
  • Antiinflamatorios, que ayudan a revertir la inflación de las paredes bronquiales, las cuales pueden dificultar la respiración.

Aprender técnicas de respiración

La fisioterapia respiratoria infantil puede ser un gran aliado contra las crisis asmáticas en niños, ya que su objetivo es contribuir a la mejora de la capacidad respiratoria, a través de diferentes técnicas y ejercicios. De este modo, se puede controlar la aparición de este tipo de crisis.

En este sentido, debemos diferenciar entre las siguientes técnicas:

  • Técnicas y ejercicios de control respiratorio.

El objetivo de este tipo de técnica, es aprender a controlar la respiración, para disminuir el ahogo y la fatiga. Ejemplo de ello, son la respiración diafragmática y la  respiración costal.

  • Técnicas y ejercicios de drenaje de secreciones.

En este caso, sirven para eliminar el exceso de mucosidad y evitar posibles complicaciones respiratorias que puedan provocar la necesidad de la hospitalización del niño. Por ejemplo, tenemos la técnica de espiración lenta y forzada.

Este tipo de técnicas y ejercicios se enseñan y ejecutan en las sesiones de fisioterapia respiratoria, las cuáles son muy útiles en los momentos previos a la crisis.

crisis asmática niños

En definitiva, controlar el tratamiento de los más pequeños y gestionar las crisis asmáticas de los niños, no es difícil. En este caso, son los padres los que se encargan de reconocer los síntomas y actuar de forma adecuada. Es decir, aplicando las técnicas de control de respiración, eliminación de secreciones, así como administrando la medicación necesaria.

Sin embargo, la adolescencia es una etapa más complicada, ya que muchos jóvenes no ejercen un control exhaustivo de su medicación, no siguen las pautas que deberían, o no practican las técnicas y ejercicios necesarios para aliviar los síntomas, y evitar una crisis asmática.

Por ello, es preciso que desde pequeños se inicien en la práctica de estas medidas y técnicas, para trabajar la capacidad respiratoria y aprender a manejar las crisis asmáticas, con las mayores garantías.

¿Deseas conseguir el mayor control ante una crisis de asma en niños y adolescentes? En Rehaliza ponemos a tu disposición las mejores sesiones de fisioterapia respiratoria infantil, para saber gestionar este tipo de crisis.

Además, trabajamos directamente con niños y adolescentes, ofreciendo recursos específicos y fáciles, que pueden implementar en su día a día.

Tanto si necesitas aprender pautas y técnicas para contribuir a la salud y el bienestar de tu hijo pequeño, como si requieres la ayuda de profesionales expertos, para que tu hijo adolescente aprenda a gestionar su asma, podemos ayudarte.

Si precisas de más información sobre nuestros servicios, o tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Escribir un comentario

CERRAR