si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
La mejor rutina para fortalecer y proteger sus pulmones durante el invierno

La mejor rutina para fortalecer y proteger sus pulmones durante el invierno

04Nov2019

La mejor rutina para fortalecer y proteger sus pulmones durante el invierno

Si padece una enfermedad pulmonar crónica, es normal que al llegar el invierno se preocupe y tenga miedo a sufrir una recaída o a tener complicaciones respiratorias. Las temperaturas disminuyen y la presencia de virus aumenta. Sin embargo, si sigue la rutina que le proponemos, podrá fortalecer sus pulmones, y así prevenir posibles infecciones respiratorias.

En esta época del año los resfriados están a la orden del día. Al tener problemas respiratorios un mal catarro puede llevarle a una infección importante, o incluso, a tener que ingresar en el hospital.

Muchos de los pacientes que tratamos nos hacen siempre la misma pregunta.

Pero si yo me encontraba bien, cogí un pequeño resfriado y terminé en el hospital tres semanas, ¿y eso cómo puede ser?

Esto se debe a que sus pulmones están dañados y las funciones del sistema respiratorio están alteradas.

¿Qué significa? Pues que la producción de moco es excesiva y la ventilación pulmonar está disminuida.

Para que pueda afrontar el invierno en las mejores condiciones posibles y evitar así las temidas reagudizaciones respiratorias, le proponemos una rutina sencilla para que incorpore en su día a día.

¿Acepta el reto? Pues adelante

1.- Realice una limpieza nasal efectiva

En primer lugar comentarle, que muchas infecciones respiratorias empiezan como un catarro de vías altas, y en cuestión de días, se propaga a vías más bajas.

Para evitarlo debe mantener su nariz limpia mediante lavados nasales con suero salino, combinado con la técnica de Desobstrucción Rinofaríngea Retrograda (DRR).

Así dicho suena un poco raro, ¿no?, pero es una técnica sencilla, que bien realizada, le ayudará a eliminar muchos de los virus respiratorios que, durante la época más fría, causan verdaderos estragos.

Tome nota.

Tras aplicar el suero salino en ambas narinas, realice una inspiración profunda por nariz, con el fin de arrastrar la mucosidad que se encuentra localizada en la parte posterior, y que va hacia la garganta.

Al despejar la nariz, esta podrá cumplir con su función de introducir el aire en los pulmones, al mismo tiempo que lo filtra, lo calienta y lo humedece, haciendo que sea lo más puro y limpio posible.01desobstrucción rinofaríngea retrograda

2.- Drenar las secreciones, el siguiente paso.

En el caso de que tenga flemas y secreciones bronquiales, debe trabajar técnicas de drenaje, ya que el moco que hay en el pulmón, puede ser un foco sensible para infectarse. Cuanto más limpio esté, menos riesgo de complicaciones habrá.

Para ello, la técnica más apropiada es la Aceleración de Flujo Espiratorio (AFE).

02aceleracion flujo espiratorio

Se realiza así.

Tome aire por la nariz de manera profunda y relajada y, a continuación, suéltelo con la boca bien abierta en forma de “O”, como si quisiera hacer vaho en un espejo.

Sentirá como el moco se despega, y al retirarlo, dejará espacio libre para que el aire entre con menos dificultad, inspirará mejor y no tendrá la sensación de que el pecho está cargado.

3.- Ahora, a mejorar la ventilación de sus pulmones.

La técnica de la respiración diafragmática es la técnica por excelencia para mantener una buena ventilación pulmonar.

03respiracion diafragmatica

 

Es sencillo.

Siéntese en una silla, relajado, respire con tranquilidad. Algo que ayuda a ser consciente de la respiración es colocar las manos en el abdomen y sienta como se mueve mientras inspira y espira. ¿Lo nota?

Una vez que ya es consciente de su respiración, tiene que expulsar todo el aire que tiene en sus pulmones haciendo una exhalación profunda por la boca.

Después inhale profundo por la nariz, dirija el aire hacia la tripa, al mismo tiempo que esta sale hacia fuera.

A continuación, suéltelo por la boca dejando que la tripa vuelva hacia dentro.

Lo ideal es realizar esta técnica en series de 10 o 15 respiraciones y descansar entre ellas. Hacer las series seguidas sin descanso, puede provocarle mareo.

La clave para que esta respiración funcione y sea efectiva está en la coordinación de su respiración con el movimiento del abdomen. Así que a practicarla.

4.- Toca moverse un poco

No hay excusas. Quítese de la cabeza que realizar actividad física será contraproducente para Ud. Todo lo contrario. Lo necesita para fortalecer su musculatura y mejorar y/o mantener su capacidad respiratoria.

04actividad fisica epoc

¿Qué beneficios conseguirá si realiza actividad física diaria? Muchos, pero el principal de todos es que su estado de salud mejorará.

Sus músculos estarán más fuertes, y gracias a ello, podrán optimizar mejor el oxígeno que les llegue, sea mucho o poco.

¿En que se traduce esto?

Pues que se cansará menos a la hora de realizar un esfuerzo, mejorará su disnea y cada vez podrá hacer más actividades, que antes pensaba que era imposible que pudiera realizar.

Pero no solo eso.

Aumentará su capacidad pulmonar, se mantendrá activo, con más energía, mejor ánimo, y todo esto repercutirá en las relaciones con su familia y con su entorno más cercano.

Para ello, escoja la actividad que más le guste, como, por ejemplo: caminar, montar en bicicleta, nadar o bailar, y empiece poco a poco.

 

No se trata de darse una paliza el primer día, sino de empezar con ejercicios suaves, en tiempos cortos, que le permitan ir cogiendo fuerza.

 

Un consejo que le damos a nuestros pacientes es que apunten todos los días en un cuaderno, la actividad que han realizado, cuánto tiempo han dedicado, si han utilizado peso y cuánto, si han hecho una, dos o más series, etc…

De lo que se trata es de que lleve un control y seguimiento del ejercicio que hace, que vaya modificando sus rutinas y al cabo de unas semanas compruebe todo lo que ha conseguido.

Así que le invitamos a que implemente estos 4 pasos en su rutina diaria, y tras unas semanas nos cuente aquí abajo en los comentarios, que la le ha ido.

De todos modos, si lo que busca es un tratamiento de fisioterapia respiratoria específico para Ud., donde le guíen con las técnicas, y corrijan si alguna no la realiza bien, puede solicitar una cita con nosotros aquí.

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

 

 Artículos reclacionados

Humidificador: ¿para qué sirve y cuáles son sus pros y contras?

Humidificador: ¿para qué sirve y cuáles son sus pros y contras?

¿Sabes para qué sirve un humidificador? ¿Conoces todas las ventajas e inconvenientes que puede aportar o tener este dispositivo? Hoy te contamos todo lo que debes saber antes de hacerte con uno para que puedas sacarle el máximo partido y cuidar tu salud respiratoria.

Seguir leyendo

Todo lo que debes saber sobre la hipoxia silenciosa 

Todo lo que debes saber sobre la hipoxia silenciosa 

 

¿Te preocupa tu capacidad pulmonar? Uno de los posibles síntomas de la Covid-19 está siendo la hipoxia silenciosa. Hemos de destacar que esta patología es preocupante y que si piensa que la está sufriendo debe acudir a un hospital, centro de salud o contactar con su médico cuando antes.  


Desde Rehaliza queremos ofrecerte información detallada de este tipo de insuficiencia respiratoria, ya que como su propio nombre indica, esta puede pasar desapercibida. Si deseas conocer más sobre la hipoxia silenciosa y cómo tratarla, sigue leyendo.

Seguir leyendo

Sensación de ahogo por ansiedad: causas y soluciones

Sensación de ahogo por ansiedad: causas y soluciones

En ocasiones, cuando corremos o saltamos sentimos que  no podemos respirar, que nos falta el aire. Esto es algo completamente normal, sin embargo hay ocasiones en las que estando en reposo, y sin causa aparente, también experimentamos esto mismo. Si este es tu caso, probablemente estés experimentando sensación de ahogo por ansiedad.

Si aún no entiendes muy bien a qué nos referimos, sigue leyendo y descubre si sufres disnea. Una sensación de ahogo pasajera que, en la mayoría de casos, no es preocupante aunque sí puede llegar a ser muy paralizante.

Seguir leyendo

Escribir un comentario

CERRAR