si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
¿Es normal que los niños siempre tengan mocos?

¿Es normal que los niños siempre tengan mocos?

14Ene2019

¿Es normal que los niños siempre tengan mocos?

La presencia constante de mocos en los más pequeños suele ser una de las consultas más frecuentes a los pediatras. Esta situación suele generar en los padres un estado de alarma, ya que tienen miedo a que sea el inicio de un problema respiratorio importante. Sin embargo, muchos no saben que cumplen una gran función y que no siempre son síntoma de tener una infección.

El moco no es el enemigo

Para su tranquilidad, tenemos que decirle que la presencia de mucosidad en las vías respiratorias es completamente normal.

El moco es, nada más y nada menos, que una barrera que nos protege del exterior y actúa como mecanismo de defensa filtrando cualquier cuerpo extraño de las vías respiratorias. Por lo tanto, los mocos son un sistema de protección de nuestro cuerpo.

Sin embargo, hay determinados momentos en los que la producción de moco aumenta en exceso, y esto ocurre cuando algo irrita de manera exagerada la mucosa. Es el caso de las infecciones respiratorias como la bronquiolitis o neumonía, enfermedades del aparato respiratorio que, por desgracia en los niños, son más habituales de lo que nos gustaría.

Cuando realizamos sesiones de fisioterapia respiratoria a niños que tienen bronquiolitis, la mayoría de los padres nos comentan que tienen la sensación de que su hijo está siempre malo, que la medicación parece que no le está haciendo efecto, que no deja de toser, que los mocos no se van, con picos de fiebre, y como consecuencia come y duerme mal.

Por eso nos preguntan:

¿Cuánto tiempo pueden estar los niños tosiendo y con mocos?

En los primeros años de vida, los niños pasan infecciones respiratorias con más frecuencia, tienden a producir moco de forma constante, y la duración habitual de un catarro es de 10 días.

En el caso de la bronquiolitis, el tiempo de recuperación puede ser incluso de hasta 21 días.

Lo importante es que pueda aprender a diferenciar una infección respiratoria de un simple catarro.

La bronquiolitis la causa el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y se detecta cuando se produce un primer episodio de sibilancias o “pitos”. Empieza por un cuadro catarral con mocos, después aparece la tos y la dificultad respiratoria, y generalmente hay picos de fiebre.

Este proceso mejora pasado una semana, aunque algunos síntomas como la tos y los mocos pueden persistir unos días más.

En este enlace hablamos sobre las 4 cuestiones más importantes que deben saber los padres sobre la bronquiolitis

¿Es necesario tratar los mocos?

Esta es la pregunta por excelencia en nuestra consulta de fisioterapia respiratoria. Para poder responderla correctamente debemos saber cuál es la situación clínica del niño.

1. Si tiene mocos localizados en la parte más externa de la nariz, pero no le producen ninguna molestia, al retirarlos con un pañuelo se queda tranquilo y no presenta más problemas, no hay que hacer nada más.

2. Si, por el contrario, el exceso de moco dificulta la respiración del niño, no se elimina por completo al sonar la nariz y hay riesgo de que aparezcan problemas respiratorios mayores, debemos tratarlo.


En ocasiones, existe un debate entre los fisioterapeutas respiratorios y pediatras sobre si el moco de vías altas puede bajar al pecho y ocasionar problemas respiratorios mayores.

Desde nuestro punto de vista, basado en nuestra formación y experiencia clínica, creemos que una vía aérea superior colapsada por moco puede tener consecuencias en la vía aérea inferior, haciendo que ésta sea más sensible a infectarse, y por lo tanto, el niño sea más vulnerable ante un virus o bacteria.

Por esa razón, la fisioterapia respiratoria infantil ayuda a eliminar ese exceso de moco, para evitar infecciones de repetición.

Hay diferentes formas de eliminarlo:

Lavados nasales
Los lavados nasales sirven para eliminar el moco de la parte más externa de la nariz (narinas). Estos pueden acompañarse de un aspirador nasal de secreciones para retirar los restos de suero y mucosidad.

Utilícelo con cuidado, sin introducir por completo la cánula, simplemente colocarlo con suavidad en la entrada de la cavidad nasal para retirar el moco que previamente se ha diluido con el suero.

Técnica DDR
Existe una técnica de fisioterapia respiratoria llamada DDR (Desobstrucción Rinofaríngea Retrograda), que así dicho, parece una técnica compleja, pero es bastante sencilla y puede realizarla en su domicilio sin ningún problema.

Sirve para eliminar el moco que está acumulado en la parte posterior de la nariz (que va desde el cavum –hasta la boca), y que, si se queda ahí, puede llegar a los oídos y provocar infección.

Después de limpiar la nariz con suero fisiológico, se eleva la mandíbula inferior del niño, tapando la boca con los dedos para impedir que respire por la boca (sin forzarle, todo con suavidad).

El reflejo inspiratorio de la nariz arrastrará la mucosidad de la parte posterior de la nariz hacia la garganta, de forma que se eliminará por la boca o el niño se lo traga.

¿Cuándo sería el momento de tratar a su hijo con fisioterapia respiratoria?

Sabemos que no es sencillo saber cuándo un niño necesita tratamiento y cuándo no, si tiene un catarro, por lo que le recomendamos que le observe y acuda a urgencias o a su pediatra si:

  • El estado general del niño empeora.
  • Tiene menos de 3 meses, catarro y presenta fiebre.
  • El niño está muy decaído y tiene dificultad respiratoria. (tiraje respiratorio)

Si es así, seguramente se encuentre en la fase aguda de una infección respiratoria como la bronquiolitis.

Esta fase dura en torno a los 3 días, a partir de ahí, el niño empezará a notar mejoría, la inflamación habrá bajado y es el momento en el que la fisioterapia respiratoria puede ayudarle a:

  • Drenar el exceso de moco para evitar nuevas infecciones.
  • Reducir el uso de medicación.
  • Mejorar su patrón respiratorio y función pulmonar.

Con la fisioterapia respiratoria ayudamos a prevenir y tratar infecciones pulmonares, evitando que vuelvan a repetirse por acumulación de secreciones y mejoramos la salud respiratoria del niño.

Si necesita consultarnos o solicitar una cita para que podamos evaluar la situación de su hijo, puede ponerse en contacto con nosotros aquí.

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Mocos, Limpieza nasal

Escribir un comentario