si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
mocos

¿Por qué son importantes los mocos?

24Oct2017

¿Por qué son importantes los mocos?

Solamente escuchar la palabra mocos, para muchos resulta bastante desagradable, sin embargo, esta sustancia tan pegajosa es muy importante para nuestra salud. Seguramente no conozca muchas de las funciones que realiza, y que, además, en función de su color, nos sirve como indicador de infecciones respiratorias.

A continuación, le contamos algunas curiosidades sobre los mocos que le ayudarán a entender mejor porqué esta secreción viscosa es nuestra mejor aliada para protegernos de agentes externos.

¿De qué está formado el moco?

El moco contiene anticuerpos que ayudan a reconocer bacterias y virus, enzimas que protegen al cuerpo y proteínas para que tenga esa consistencia viscosa y pegajosa, que hace que los gérmenes no se sientan “como en casa”.

¿Cuánto moco generamos?

En condiciones normales, una persona sana produce alrededor de 100 ml de moco al día, de color trasparente y de aspecto similar al de la clara de huevo. Cuando se produce un aumento en la producción de moco que hace que éste se acumule en la vía aérea y la obstruya, el sistema respiratorio tiene que trabajar más, hay una mala ventilación pulmonar, y por ello, se tienen que aplicar técnicas para eliminar estas secreciones.

El moco calienta, humedece e hidrata

El interior de la nariz está recubierto por una capa de moco que actúa como barrera protectora del sistema respiratorio. Su función principal es la de calentar y humedecer el aire que entra por los orificios nasales al mismo tiempo que lo filtra, evitando así que lleguen partículas nocivas o agentes infecciosos al interior de los pulmones.

El moco también está presente en la tráquea, bronquios y bronquiolos cuya función es la de hidratar y lubricar la superficie de dichas estructuras y así favorecer el arrastre y eliminación de las secreciones.

Color Mocos

Color claro, abundante y líquido
Los mocos son un mecanismo de defensa natural del organismo y su presencia es un signo de buena salud, siempre que su cantidad sea proporcionada. Pero esto puede cambiar. Aunque el moco trasparente sea considerado normal, su aumento en la cantidad y su aspecto líquido, llegando a gotear por los orificios nasales y garganta, se asocia a catarros y alergias.

Amarillento y pegajoso
Si la mucosidad adquiere un color amarillento y de aspecto más pegajoso indica que hay una infección leve afectando a nuestro sistema respiratorio y que nuestras defensas están actuando como respuesta para que no progrese.

Verdes y sólidos
Si los mocos pasan a tener un color verdoso y de aspecto mucho más sólido, significa que la infección es mucho más agresiva.

Color rojo
Si al expectorar el moco tiene color rojo indica la presencia de sangre procedente de vías respiratorias, conocido como hemoptisis. Debemos aprender a diferenciarlo del sangrado procedente de heridas en la boca y garganta ya que puede confundirnos.

¿Influye la ingesta de determinados alimentos para generar más o menos mocos?

Hay ciertos alimentos que pueden cambiar el color o densidad de las flemas, como es el caso de la leche, haciendo que éstas sean menos transparentes y algo más pastosas, pero sin llegar a producir mayor cantidad.

Muchas veces se les recomienda a los padres, que cuando los niños están muy congestionados se eliminen de su dieta los lácteos, ya que así generarían menos mocos. La leche no produce más cantidad de mucosidad, es más, para niños pequeños es fundamental para su crecimiento. Si tienen mucha congestión, es mejor hacer coincidir una buena limpieza nasal con las horas de alimentación, para que se limpien las vías respiratorias, coman más tranquilos y no terminen por vomitar los alimentos.

Ahora bien, ¿por qué es interesante conocer todo esto?

Los cambios en la cantidad, color o aspecto de los mocos puede ser un signo de alerta a tener en cuenta a la hora de identificar posibles problemas respiratorios. Por ello, es fundamental llevar a cabo un control de la mucosidad con una correcta limpieza de nuestro sistema respiratorio, eliminando las secreciones tanto por nariz como por garganta. De esta manera podremos prevenir o tratar cualquier problema respiratorio, y evitaremos posibles complicaciones.


¿Sabía que los mocos eran tan importantes?

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Limpieza Bronquial, Tos efectiva

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto