si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
Limpiar nariz en niños

Cómo limpiar la nariz de forma correcta en niños y adultos

31Oct2017

Cómo limpiar la nariz de forma correcta en niños y adultos

Muchas infecciones respiratorias empiezan como un catarro de vías altas con secreciones nasales, que en pocos días se extienden a las vías bajas provocando problemas respiratorios.

Para evitar que la mucosidad llegue al pecho y prevenir posibles complicaciones respiratorias es esencial mantener la nariz limpia. La forma más habitual de hacerlo es a partir de los ya famosos lavados nasales, que actúan de manera inmediata eliminando las partículas nocivas o agentes infecciosos atrapados en la mucosidad de la nariz que pueden afectar a la salud.

Al igual que nos duchamos o lavamos los dientes, la limpieza de la nariz debe estar presente en la rutina de aseo diaria ya que ayuda a eliminar el exceso de mucosidad de manera natural y suave, sin afectar a los mecanismos de defensa naturales del organismo.

En caso de que el catarro ya haya comenzado, los lavados nasales actúan como descongestionante, dejando la nariz libre de mucosidad y mayor facilidad para respirar. Además, ayuda a regenerar la mucosa y restablecer la correcta actividad del aparato respiratorio.

¿Cómo realizar un correcto lavado nasal en los niños?

En los niños la limpieza nasal es verdaderamente importante ya que su sistema respiratorio es más sensible a infectarse por virus y bacterias que se acumulan en la mucosidad. Para evitar, los contagios frecuentes se pueden seguir una serie de pautas que nos ayudarán a prevenir las enfermedades respiratorias en nuestros hijos.

En los más pequeños la respiración es principalmente nasal, por lo que tener la nariz limpia es fundamental para que tenga una respiración libre y profunda.

En este caso, los papás van a ser los encargados de realizar los lavados nasales y son muchos los que nos preguntan cuál es la forma más correcta. Existen diferentes formas de hacerlo, con el niño tumbado o sentado, y la elección de una u otra dependerá de las características del niño y de la destreza de los padres.

Lavado nasal niños

En bebés que aún no tienen control de su cabeza la postura ideal es tumbado boca arriba con la cabeza ladeada. Empezaremos introduciendo 5ml de suero fisiológico por el orificio de la nariz que queda arriba, bien con jeringuilla o monodosis en función de las preferencias de cada papá, arrastrando la mucosidad hacia el orificio de la nariz que queda abajo. Repetiremos el mismo procedimiento girando la cabeza hacia el lado contrario para poder limpiar el otro orificio.

En niños más mayores, puede hacerse sentado con la cabeza ligeramente hacia delante e inclinada hacia un lado. Empezaremos limpiando el orificio de la nariz que queda más arriba, repitiendo el mismo proceso. A continuación inclinaremos la cabeza hacia el lado contrario para limpiar el otro orificio.

Tras el lavado nasal sería interesante usar el aspirador nasal, para cada orificio, aspirando la mucosidad que haya podido quedar en el interior de la nariz así como los restos de suero y evitar que produzca más moco.

En este vídeo se habla sobre las 5 cosas que hay evitar a la hora de realizar el lavado nasal a los más pequeños:

 ¿Cómo realizar un correcto lavado nasal en los adultos?

En los adultos, al igual que en los niños, la nariz actúa como barrera protectora del sistema respiratorio, calentando, humedeciendo y filtrando el aire que llega a los pulmones. Para que pueda cumplir con su función es muy importante que la nariz esté lo más limpia posible.

Lo más recomendado para la limpieza de nariz en el adulto es la ducha nasal, una técnica muy sencilla y fácil de realizar. Para ello se utiliza una jarra o vasija similar a una tetera, que podremos encontrar en cualquier farmacia. La rellenamos con unos 250ml de suero fisiológico o agua hervida con sal, según las preferencias de cada uno.

El procedimiento habitual es el siguiente:

 

Una vez que hemos preparado el dispositivo, flexionamos la cabeza ligeramente hacia delante y la inclinamos hacia un lado. Empezaremos limpiado el orificio de la nariz que queda más arriba introduciendo el extremo del tubo de la tetera ajustándolo perfectamente a nuestra fosa nasal para evitar que se derrame el líquido y dejando que el suero fluya hasta salir por el otro orificio.

A continuación, procedemos a limpiar el otro orificio inclinando la cabeza hacia el lado contrario y repitiendo el mismo proceso. Para terminar, se debe sonar la nariz suavemente para retirar la mucosidad y los restos de líquido.

Limpieza nasal adultos

Es importante que durante la realización de la técnica la respiración sea por boca, manteniendo bien la inclinación de la cabeza para evitar que el líquido vaya a la garganta y se atragante.

Al principio puede resultarle incomodo, pero con la práctica le será más fácil y gratificante. Si aun así le resulta molesto puede realizar el lavado nasal con una pera de goma o jeringuilla, repitiendo la operación siembre en ambos orificios.

Si el aumento de moco va cada vez a más y provoca un aumento de la resistencia al paso del aire, incrementando el trabajo respiratorio y, en consecuencia, una mala ventilación pulmonar, estas técnicas de fisioterapia respiratoria le ayudarán a eliminar las secreciones pulmonares

Entre su higiene diaria, ¿se encuentra también su higiene nasal?

 

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Limpieza Bronquial, Secreciones

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto