si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
Cómo ayudar al paciente de UCI a respirar por sí solo sin ventilación mecánica

Cómo ayudar al paciente de UCI a respirar por sí solo sin ventilación mecánica

21May2019

Cómo ayudar al paciente de UCI a respirar por sí solo sin ventilación mecánica

El destete ventilatorio es el proceso por el cual se retira gradualmente a un paciente crítico el soporte de ventilación, con el objetivo de que pueda respirar por sí solo de manera efectiva. El uso prolongado del respirador puede ocasionar complicaciones, por eso el trabajo del fisioterapeuta respiratorio es vital para conseguir su retirada lo antes posible.

La intubación endotraqueal y la ventilación mecánica son dos procedimientos muy comunes dentro de una unidad de cuidados intensivos (UCI). Sin embargo, aunque son fundamentales como soporte vital para un paciente crítico, pueden originarle:

  • Infecciones
  • Sangrado traqueal
  • Neumotórax
  • Neumonía
  • Fallo renal
  • Convulsiones
  • Edemas

La ventilación mecánica prolongada (VMP) está asociada con un mayor índice de mortalidad, peores resultados funcionales, una calidad de vida más baja y un porcentaje de cuidados de enfermería en casa mucho mayor.

Decidir intubar a un paciente de UCI, realizarle una traqueotomía o conectarle a un respirador porque presenta un problema respiratorio que hace peligrar su vida, es más fácil que determinar cuándo es el momento preciso de retirarle todas las ayudas.

Fundamentalmente porque para conseguir que el proceso de retiro sea un éxito, va a depender de múltiples factores, que, en muchas ocasiones, no garantizan que todo vaya a salir bien.

El 25% de los pacientes a los que se les establece un uso discontinuo del soporte ventilatorio, presentan problemas respiratorios que los lleva a conectarles, de nuevo, a la ventilación mecánica.

 ¿Cómo es el proceso de destete ventilatorio?

Cuando un paciente que se encuentra en UCI sufre un problema respiratorio grave se procede a intubarle. Pasada una semana o quince días se le retira, salvo que no pueda respirar por sí mismo y el equipo médico decida realizarle una traqueotomía y conectarle a un respirador.

A partir de ahí, hay una serie de factores, cuyos valores determinarán cuándo es el momento oportuno de desconectarle progresivamente de la máquina.

Entre ellos están:

  • Mejoría clínica.
  • Frecuencia cardíaca y respiratoria
  • Presión soporte
  • Ausencia de infecciones
  • Saturación de oxígeno

 

El grado de colaboración que ofrece el paciente y el estado de ánimo que presenta, también son muy importantes, porque de ello dependerá el trabajo que tenga que realizar el fisioterapeuta respiratorio: ofrecerle ayuda máxima o soporte y guía.

 

Si los índices muestran que el paciente está estable, se le realiza una prueba de respiración espontánea para que ventile por sí solo a través del tubo endotraqueal.

Este tubo está conectado a un componente con forma de T por el que va a recibir oxígeno y además conseguirá mantener un grado de humedad óptimo en la tráquea, evitando así que se reseque.

El proceso de destete será un éxito si durante 48h. consigue mantener la ventilación espontánea, después de la ventilación artificial. En el caso de no conseguirlo, habría que conectarle de nuevo y evaluar cuáles han sido las causas del fracaso.

Una vez superada la prueba, se le cambia la cánula de plata y se le tapa para facilitar la fonación. Poco a poco se va sustituyendo el tubo por uno más pequeño hasta conseguir que el orificio de la tráquea vaya cicatrizando y cerrándose.

¿Cuál es el papel del fisioterapeuta respiratorio en cada una de las fases?

El trabajo del fisioterapeuta durante todo ese tiempo estará enfocado a:

  • Mejorar la ventilación global.
  • Eliminar la resistencia de la vía área.
  • Reducir el trabajo respiratorio.
  • Aclarar las secreciones.

Cuando se realiza la traqueotomía al paciente, es muy importante eliminar las secreciones de la tráquea con el aspirador para evitar infecciones. Como en ese momento no puede colaborar, se aplican técnicas de respiración pasiva que le ayuden a mejorar su musculatura respiratoria.

Una vez que al paciente se le retira poco a poco la ventilación mecánica y ya puede colaborar, se le enseñan técnicas de control respiratorio para que sea consciente del esfuerzo que tiene que emplear al respirar, tomar consciencia de su respiración y comenzar a fortalecer su musculatura.

En cuanto a las secreciones, se le mostrará como puede expulsarlas empleando técnicas espiratorias lentas, y más adelante, forzadas.

Una vez que la tráquea está tapada, lo que se practicará es la gestión de la tos para que pueda expectorar más fácilmente y no tenga que emplear tanto esfuerzo en ello.

¿Qué problemas suelen surgir a la hora de realizar fisioterapia respiratoria a un paciente crítico?

En Rehaliza, además de tratar en domicilio a pacientes con patologías respiratorias crónicas, también atendemos pacientes en UCI.

Las sesiones suelen durar en torno a 45 minutos, pero es verdad que el tiempo depende de cómo se encuentra el paciente, porque suelen fatigarse mucho durante los ejercicios.

Los principales problemas que suelen surgir en el proceso y que retrasan un poco la evolución del paciente se centran, principalmente, en las posibles complicaciones de su cuadro clínico debido a una infección, al fracaso en el destete que le lleva de nuevo a depender del respirador y a su falta de colaboración.

La no colaboración por parte del paciente es algo habitual. Y es normal, la desconexión del soporte respiratorio es un momento muy traumático, siente mucho miedo y nervios, porque piensa que se va a ahogar y no va a poder respirar.

Eso hace que su respiración se acelere y eso le lleve a emplear mucho más esfuerzo.

Por eso es muy importante conseguir que se tranquilice y empiece a poner en práctica todo lo aprendido durante las sesiones de fisioterapia respiratoria.

Para ello, antes de empezar a implementar las técnicas, se procede a desconectar el respirador, a reducir las ayudas, y a partir de ahí, se le indica que siga estas pautas para ir relajándose:

1.- Lo primero es que tome aire dirigiéndolo hacia el pecho, y después lo suelte relajando el pecho.

2.- Tiene que realizar respiraciones suaves y superficiales para no sobrecargar la musculatura, ni emplear en ello un gran esfuerzo.

3.- Una vez que ya está más tranquilo, se empiezan a trabajar las técnicas aprendidas, dirigiendo el aire hacia la zona que se quiere trabajar, ya sea costal o diafragmática.

4.- A partir de ese momento, las respiraciones serán más profundas, pero sin llegar a ser máximas.

La dependencia del respirador es un problema muy habitual. El fisioterapeuta respiratorio debe de ser capaz de identificar porqué el paciente no está tolerando del todo el destete.

En muchas ocasiones se debe a que, durante las sesiones, las constantes vitales se ven alteradas, no puede respirar por sí solo y necesita conectarse de nuevo.

Sin embargo, el componente emocional también influye y genera en el paciente un estado de angustia que le impide afrontar el paso del destete con tranquilidad.

Los pacientes que suelen presentar mayores dificultades a la hora de retirar el soporte ventilatorio son aquellos que padecen EPOC, enfisema pulmonar y asma. El motivo principal es que por su patología respiratoria no consiguen vaciar sus pulmones por completo, eso limita el flujo espiratorio y hace que, aún teniendo ayuda, no se recuperen fácilmente de la fatiga muscular.

La estancia en UCI no es fácil, ni para el paciente, ni para los familiares. Son momentos de mucha angustia e incertidumbre, que requieren de gran dosis de empatía.

Algunos de nuestros pacientes domiciliarios han tenido que vivir en alguna ocasión esa experiencia, y su familia nos ha pedido que continuáramos el tratamiento allí.

La verdad es que en esa situación las emociones están a flor de piel, hay que estar bien preparado para saber cómo gestionarlas y tomar las decisiones correctas que ayuden al paciente a evolucionar favorablemente.

Y lo sabemos, porque además de los tratamientos domiciliarios, los fisioterapeutas respiratorios que formamos parte del equipo de Rehaliza, también atendemos a pacientes de UCI que o bien, nos envían los médicos con los que colaboramos, o nos recomiendan otros pacientes, o bien son los familiares de pacientes nuestros que quieren que les atendamos nosotros.

En cualquier caso, sea para tratamiento domiciliario o de soporte y ayuda en UCI puede ponerse en contacto con nosotros aquí.

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto