si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
tratamiento bronquiolitis bebé

Cómo tratar la bronquiolitis en bebés

20Mar2020

Cómo tratar la bronquiolitis en bebés

¿Tienes dudas acerca de cómo tratar la bronquiolitis? El tratamiento de la bronquiolitis en bebés suele ser bastante sencillo. Este se lleva a cabo en el domicilio familiar y siguiendo las pautas dadas por el Pediatra.

Además, esta prescripción médica puede apoyarse en otros métodos como las de fisioterapia respiratoria. Esta puede ser muy beneficiosa para el pequeño ya que lo ofrece comodidad y evitar posibles recaídas.

 

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es la infección respiratoria de las vías aéreas más pequeñas de los bronquiolos. Esta hinchazón y obstrucción de la vías inferiores suele ser consecuencia de una infección viral, normalmente, del virus sincicial respiratorio (VSR).

Esta afección suele suponer el primer episodio de sibilancias, o ‘pitos’, y dificultades respiratorias en niños entre 0 y 2 años. Según, un informe de la Asociación Española de Pediatría (AEP), supone el 18% de las hospitalizaciones pediátricas.

¿Qué síntomas presenta la bronquiolitis en bebés?

Algunos niños apenas presentan síntomas en su fase inicial y se puede confundir con un simple catarro. Pero a los 2 o 3 días, el bebé presenta más dificultades respiratorias como sibilancias o tos.

Los síntomas de bronquiolitis en bebés suelen ser los siguientes: mocos, estornudos, fiebre, tos, dificultad respiratoria progresiva, irritabilidad y rechazo de los alimentos, sibilancias o pitos.

Cuando la infección es más grave puede presentar tiraje de los músculos respiratorios, aumento de la frecuencia respiratoria (taquipnea), cambios de color en la cavidad bucal e incluso pausas de apnea. Para evitar este último caso es muy importante estar informado acerca de cuál es el tratamiento de la bronquiolitis para bebés.

¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento en bebés?

La bronquilitis se diagnostica mediante pruebas de detección rápida habituales en la mayoría de los centros hospitalarios, es decir, su diagnóstico es clínico.

Actualmente no está demostrado que un procedimiento farmacológico cure la mayoría de los casos de bronquiolitis. Y como la mayor parte de los casos son leves, suele tratarse en el domicilio siguiendo las pautas dadas y controladas por el pediatra.

El tratamiento para la bronquiolitis en bebés tiene como objetivo el mantenimiento de una adecuada oxigenación e hidratación, sobre todo durante las primeras 48 y 72 horas. Para ello es necesario administrar líquidos y alimentación en pequeñas cantidades y en ingestas frecuentes al pequeño.

Para un buen tratamiento de la bronquiolitis del bebé también es importante cuidar la posición del afectado. Esto puede ser muy beneficioso a la hora de limpiar y desobstruír las vías aéreas superiores con suero fisiológico o agua de mar.

Es recomendable mantener al bebé en una posición semiincorporada, a 30º, con el cuello extendido en dicho procedimiento.

Por esta razón, puede ser muy beneficioso para la salud y el bienestar del bebé llevar a cabo un tratamiento natural como la fisioterapia respiratoria infantil.

Bebé posición tratamiento

Es imprescindible que los padres del menor dispongan de la información pertinente acerca de  cuál es el recorrido de la infección, sus síntomas y sus agravantes. Todo ello contribuirá a mejorar el tratamiento de la bronquiolitis.

Es necesario este conocimiento ya que algunos de nuestros hábitos pueden afectar a la salud del bebé. En este sentido, debe evitarse mantener al pequeño en ambientes cargados, aglomeraciones o fumar a su alrededor.

En el caso de que la infección empeore pueden aparecer saturación de oxígeno baja, afectación del estado en general, incapacidad de alimentarse, respiración frecuente con más de 60 respiraciones/minutos, mala coloración o apnea.

Si empeora, puede que el tratamiento para la bronquiolitis en bebés no haya sido efectivo o no se haya llevado a cabo correctamente. En cualquiera de estos casos se recomienda el ingreso hospitalario del pequeño.

Consejos para prevenir y tratar la bronquiolitis en bebés

Estas son algunas de las medidas para tratar o evitar futuras infecciones:

  1. Lavarse las manos con frecuencia.
  2. Permanecer en casa.
  3. Aislarse del foco de contagio.
  4. Hidratación del bebé.
  5. Mantener recostado al afectado.
  6. Llevar a cabo una correcta limpieza de la nariz.
  7. Controlar la temperatura del niño.
  8. Mantener en aire limpio, fuera de humos o ambiente seco.
  9. Vigilar su estado para evitar que empeore.
  10. Informarse sobre cómo hay que proceder ante la infección y cómo se trata para evitar esta se agrave.

¿Existen factores de riesgo?

Teniendo en cuenta que la bronquiolitis es una infección habitual en menores de 3 años, hay que darle mucha importancia cuando aparece entre los 0 y 6 meses o en bebés prematuros.

Otros agravantes son posibles afecciones previas broncopulmonares o cardiacas, síndromes malformativos, fibrosis quística o problemas inmunológicos.

¿Se puede contagiar?

¿Cómo se produce el contagio de la bronquiolitis? Esto ocurre cuando se está en contacto directo con las secreciones de la nariz o la garganta de alguien que contenga el virus que lo provoca.

¿Qué hacer para evitar el contagio? Para empezar es imprescindible mantener un correcto tratamiento de bronquiolitis del bebé. También se puede evitar el riesgo de contraer el virus manteniéndose alejado del foco (la persona infectada).

Una distancia de hasta 2 metros puede resultar suficiente, aunque se estima que el virus puede sobrevivir hasta 7 horas en superficies. Sin embargo, las secreciones de los que ya padecen esta infección pueden resultar contagiosas incluso durante más de una semana.

tratamiento natural bebé

¿Cómo influye la Fisioterapia  respiratoria infantil en el tratamiento de la bronquiolitis?

La fisioterapia respiratoria infantil no es directamente el remedio de la bronquiolitis, pero sus beneficios y contribución a la cura están demostrados.

Este procedimiento natural no tiene como objetivo disminuir el exceso de mucosa del pequeño, pero sí contribuir a una futura mejora de su salud, bienestar y desarrollo. También puede evitar posibles recaídas o problemas respiratorios en el futuro.

Este tipo de terapia pone al alcance de las familias diversos sistemas de limpieza bronquial que pueden aplicarse a la vez que el tratamiento inhalado prescrito por el pediatra. Estas sesiones en bebés permiten reducir las dosis de la medicación ya que potencia su efecto.

El cuidado y el bienestar en la edad infantil van a repercutir directamente en su correcto desarrollo, por lo que un buen tratamiento de la bronquiolitis en bebés es imprescindible. Si quieres que tu bebé reciba el mejor de los cuidados no dude en ponerse en contacto con nosotros para informarle o concertar una cita.