si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner

Por qué la fisioterapia respiratoria es importante en el tratamiento de la fibrosis quística

21Abr2017

Por qué la fisioterapia respiratoria es importante en el tratamiento de la fibrosis quística

La FQ es una enfermedad genética de herencia autosómica recesiva, caracterizada por disfunción de las glándulas encargadas de la secreción de mucosa y sudor.

Para que nos entendamos, la herencia autosómica recesiva, quiere decir que, los dos progenitores son sujetos sanos portadores del gen de la FQ, y en el momento de la concepción se heredan dos copias del gen alterado (una de la madre y otra del padre), desarrollándose la enfermedad.

que es la herencia autosomica recesiva

Los hijos de una pareja en la que ambos son portadores, no tienen porque desarrollar  la enfermedad. Pueden ser también sujetos sanos portadores de la enfermedad y no desarrollarla, porque solo heredan una copia del gen alterado (del padre o de la madre); o pero también puede darse el caso de que hereden dos copias normales del gen y no desarrollar la enfermedad ni ser portador.

Actualmente podemos conocer el diagnostico de FQ con la prueba del talón realizada a los bebés nada más nacer.

¿Qué ocurre en la FQ?

La FQ se caracteriza por el daño de las glándulas exocrinas, presentes principalmente en los aparatos respiratorio, digestivo y reproductor, dando lugar a la producción de secreciones espesas y pegajosas que obstruyen los conductos causando daños en distintos órganos.

En el caso de los pulmones, esta mucosidad se adhiere a las paredes de los bronquios, lo que dificulta su trasporte y eliminación. Poco a poco se va acumulando  causando problemas para respirar y facilitando el crecimiento de bacterias. Esto puede provocar infecciones pulmonares repetidas y daños pulmonares.

¿Es importante la Fisioterapia Respiratoria en la FQ?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo SÍ.

Atendiendo a la sintomatología de esta enfermedad, se considera fundamental que las personas con FQ se beneficien de la Fisioterapia Respiratoria, ya que actúa directamente sobre el acumulo de secreciones debido a la anormal viscosidad y adherencia del moco bronquial.

Hoy en día la esperanza de vida en el paciente con FQ ha aumentando considerablemente. Esto se debe a un diagnostico mejor, un mejor conocimiento de la enfermedad y a los avances en sus tratamientos entre los que se incluye la Fisioterapia Respiratoria.

El objetivo de la Fisioterapia Respiratoria es favorecer la correcta ventilación de los pulmones, mejorando la entrada y salida del haciendo que  llegue al mayor número de bronquios posibles, al mismo tiempo que despega y arrastra la mucosidad hacia el exterior.

¿Qué podemos hacer desde la fisioterapia respiratoria?

Aunque el objetivo que se plantea la fisioterapia respiratoria sea el mismo para niños y adultos, las técnicas deben adaptarse a la edad y situación de cada paciente.

En el caso del lactante y niño pequeño, no vamos a conseguir colaboración por su parte. El fisioterapeuta trabaja con técnicas totalmente pasivas, y se encarga de educar a la familia en técnicas de limpieza bronquial además de tratar otros aspectos como la correcta administración de los fármacos inhalados o los lavados nasales.

En esta etapa es  especialmente importante el compromiso y la participación de los padres en la terapia, incluyéndola lo antes posible en la rutina del día a día asegurando una buena adherencia al tratamiento.

En el niño mayor, vamos a poder empezar a trabajar las técnicas  con algo de colaboración por su parte ayudados por el fisioterapeuta, pudiendo combinarlas con el juego. En este momento se busca hacer el tratamiento más lúdico, que el niño se familiarice con el y entienda que forma parte de su rutina del día a día.

Cuando se trata del adolescente o adulto, nos encontramos  con sujetos totalmente colaboradores que ya tienen muy interiorizada la importancia de la fisioterapia respiratoria. En este grupo es importantísima la motivación ya que la enfermedad ha seguido su curso y son pacientes con un mayor deterioro pulmonar y un nivel de producción de secreciones aumentado.

En sus sesiones se busca alcanzar un mayor grado de especialización y, además,  reforzar la adherencia al tratamiento con el fin de que haya una continuidad a lo largo del tiempo.

En definitiva, la FQ es una enfermedad que se aparece desde el nacimiento y se padece durante toda la vida. Por ello se debe actuar precozmente, desde la edad lactante aunque se esté asintomático con el fin de controlar los síntomas y frenar el progresivo deterioro de la función pulmonar.

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Enfermedades Pulmonares , Fibrosis quística , Actividad Física

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto