si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
Saturación de oxígeno en sangre

¿Cómo se mide la saturación de oxígeno en sangre?

15May2018

¿Cómo se mide la saturación de oxígeno en sangre?

La saturación de oxígeno es la medida que nos marca la cantidad de oxígeno disponible en la sangre. Con la respiración, el oxígeno presente en el aire entra en los pulmones y una vez dentro, las moléculas de oxígeno se unen a los glóbulos rojos y pasan al torrente sanguíneo. El corazón se encarga de transportarlo al resto del cuerpo al bombear la sangre.

El porcentaje de glóbulos rojos que están completamente saturados con oxígeno se conoce como saturación arterial de oxígeno o nivel de oxígeno en sangre.

¿Para qué sirve medir la saturación de oxígeno en sangre?

Para garantizar que las células del cuerpo reciben la cantidad óptima de oxígeno. Los niveles de saturación considerados adecuados y saludables, son entre el 95% y 100%. Si los valores de saturación de oxígeno se encuentren entre el 91% y 94%, el enfermo está dentro de la normalidad, pero debe ser controlado. Cuando la saturación se encuentra por debajo del 90% se produce hipoxemia, es decir, un déficit importante en el nivel normal de oxígeno en sangre, y cuando se da un porcentaje inferior a 80 se considera hipoxemia severa.

¿Cómo podemos medirla?

La saturación de oxígeno en sangre puede medirse de dos maneras diferentes:

1.-Medición no invasiva, a partir de pulxiosimetría.

Para esta prueba se utiliza un dispositivo llamado pulsioxímetro que se coloca sobre alguna zona relativamente traslúcida del cuerpo (como por ejemplo la yema del dedo). Este dispositivo emite luz con dos densidades de onda diferentes, una de 660 nm (luz roja) y otra de 940 nm (luz infrarroja) a través de la piel del paciente.

Esta luz es absorbida en gran parte por el tejido conectivo, la piel, el hueso y la sangre de las venas. En cuanto al resto de luz no absorbida por estas estructuras, la infrarroja es absorbida por la hemoglobina oxigenada (glóbulo rojo unido a molécula de oxígeno), dando lugar a que pase más luz roja, y esta es absorbida por la hemoglobina desoxigenada (solo glóbulo rojo), permitiendo que pase más luz infrarroja.

En la cara opuesta del pulsioxímetro se encuentra un fotodetector, que se encarga de controlar la cantidad de luz que ha pasado por el dedo y no ha sido absorbida. Para obtener el resultado, el fotodetector compara la tasa de luz roja con la tasa de luz infrarroja, dando como resultado el nivel de saturación de oxígeno.

Con cada latido se incrementa ligeramente la absorción, es decir, para que funcione tiene que encontrar pulso, o en caso contrario no sería capaz de medir nada.

2.- Medición invasiva, a partir de una gasometría.

La prueba consiste en la extracción de sangre de una arteria en la que se medirán los niveles de gases que contiene (oxígeno y dióxido de carbono) y, a su vez, su pH.

Esta prueba es rápida, generalmente bien tolerada y con un riesgo mínimo para el paciente. Los resultados de una gasometría están disponibles en cuestión de minutos.

¿Qué prueba es la más efectiva?

En cuanto a la elección de una prueba u otra debemos tener en cuanta lo siguiente:

1.- Ventajas de la pulxiosimetría respecto a la gasometría:

  • Método barato y útil para medir la saturación del oxígeno en uso clínico.
  • Proporciona una monitorización instantánea y continua.
  • No requiere de un entrenamiento especial.
  • Fiable en el rango de 80-100% de saturación que es el más interesante en la práctica clínica.
  • Informa sobre la frecuencia cardíaca.
  • Es una técnica barata y existen aparatos portátiles muy manejables.
  • La gasometría puede ser un poco más dolorosa que otros análisis de sangre (ya que se extrae de una arteria y no de una vena).

2.- Desventajas de la pulsioximetría respecto a la gasometría:

  • La pulsioximetría no informa sobre la presión de oxígeno (PaO2), la presión de dióxido de carbono (PaCO2) o el pH.
  • Los enfermos críticos suelen tener mala perfusión periférica, por lo que la saturación de oxígeno no se mide bien en el dedo.

¿Qué prueba suelen hacerle habitualmente para medir su saturación de oxígeno?

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Pruebas, Oxígeno

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto