si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
5 consejos para utilizar correctamente el humidificador con los niños

5 consejos para utilizar correctamente el humidificador con los niños

03Dic2018

5 consejos para utilizar correctamente el humidificador con los niños

Existen diferentes opiniones sobre si es bueno o no utilizar el humificador en las habitaciones de los niños. Si se hace un uso correcto de este dispositivo, con él podemos ayudar a los más pequeños a respirar, más fácilmente, cuando están pasando por un proceso infeccioso respiratorio.
Con la llegada del invierno y el frío, seguramente tendrá la calefacción trabajando a pleno rendimiento para conseguir que su casa tenga una temperatura óptima, sobre todo pensando en sus hijos pequeños. Sin embargo, la calefacción, además de calentar, también consigue que la humedad del ambiente disminuya, volviendo el entorno más seco.

¿Qué consecuencias tiene en los niños los ambientes secos?

Las personas más sensibles a los cambios de temperatura, como por ejemplo los niños, pueden experimentar:

  • Sequedad en la piel, los ojos o incluso en las vías respiratorias altas.
  • Nariz más seca, aparición de rinitis y congestión.
  • Molestias al tragar, incluso saliva.

Si a esto le sumamos que el invierno es época de infecciones respiratorias, los síntomas se agravan aún más.

Los pequeños pueden llegar a experimentar dificultad respiratoria, aumento en la producción de moco y mayor tos, agudizándose sobre todo por la noche.

¿Qué es un humidificador y cuándo utilizarlo?

Cuando su hijo presenta estos síntomas lo más recomendable es el uso del humidificador, un dispositivo que contiene agua en un recipiente y es capaz de transformarla en vapor, aumentando así la humedad del aire.

Gracias a la humedad que se genera en las vías respiratorias altas, se obtiene un alto grado de confort para el niño, ya que le permite inhalar el aire con mayor facilidad.

El humidificador por tanto, se convierte en una medida habitual en los casos de infecciones respiratorias de vías altas y de laringitis agudas.

Sin embargo, aun teniendo claro sus beneficios en los más pequeños, siempre ha existido cierta controversia en relación a este tema, planteándose la idea de que pudiera ser perjudicial para los niños.

Si hace un uso adecuado y correcto del humidificador no tiene porqué existir ningún problema para la salud de su hijo.

Aquí le dejamos una serie de consejos y pautas que le ayudarán:

como hacer buen uso de humidificador

Limpieza y control de la humedad

El tamaño y la capacidad del humidificador tienen que ajustarse a los metros cuadrados de la habitación donde vaya a estar instalado.

Si dispone de un espacio limitado, adquirir un dispositivo que proporcione a la habitación un porcentaje de humedad excesivo, más que ayudar al niño, le perjudicaría, dificultando aún más su respiración.

Además, el exceso de humedad puede traer como consecuencia la aparición de moho en techos y paredes.

Con un higómetro, puede medir qué porcentaje hay en el ambiente y así, controlarlo mejor.

Es recomendable limpiar todas las piezas del humidificador con frecuencia, al menos dos veces a la semana, si lo usa de manera habitual. De esta manera, ayudará a prevenir que se formen crecimientos de bacterias dentro de este y del agua.

Agua, jabón y un buen secado de las piezas es suficiente para mantener el dispositivo en perfectas condiciones.

No es necesario que deje el humidificador encendido siempre, por lo que ya le hemos comentado, un exceso de humedad tampoco es bueno.

Lo ideal es encenderlo un poco antes de que el niño se vaya a dormir, y una vez haya cogido el sueño, apagarlo.

Conocer los dispositivos y su uso le permite gestionar de forma más eficaz la enfermedad respiratoria de su hijo

Aprender a utilizar correctamente humidificadores, inhaladores y cámaras espaciadoras es importante, porque le ayuda a tener un mayor control de la enfermedad pulmonar de su hijo, y de este modo, se asegura que el tratamiento lo está aplicando correctamente.

Si en estos momentos, su hijo, además, está con medicación inhalada, aquí puede descargarse una ficha en la que le explicamos paso a paso: Cómo utilizar correctamente la cámara espaciadora para que el tratamiento sea efectivo.

En el caso de que el niño tenga una gran acumulación de secreciones en los bronquios y no consigue expulsarlas, las sesiones de fisioterapia respiratoria evitan que el moco se infecte y origine más complicaciones.

Ilustración: Freepik

Humidificador

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto