si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
fisioterapia-pulmonar-para-expulsar-flemas

Fisioterapia pulmonar para expulsar flemas

03May2022

Fisioterapia pulmonar para expulsar flemas

La fisioterapia pulmonar para expulsar flemas es aplicada para disminuir la dificultad respiratoria de los pacientes, de tal forma que es muy importante saber en qué parte se está acumulando la mucosidad.

En el caso de los niños, muchos padres reconocen que esta dificultad respiratoria también dificulta la alimentación de los mismos, en especial en los lactantes, haciéndola prácticamente imposible, ya que no pueden tragar nada.

En este sentido,  muchas veces se hace el lavado,  pero no se hace correctamente, debido a que se limpia la parte más superficial de la nariz, pero no los conductos internos que conectan con la garganta.

Los expertos aclaran que los lavados nasales y el aspirador de secreciones, limpian la parte más externa de la nariz, pero no la parte posterior de la misma, que vendría siendo desde el cavum hasta la boca.

La mucosidad que se acumula en la zona posterior a la nariz genera una obstrucción nasal e incluso puede llegar a los oídos causando infecciones o sinusitis.

El objetivo principal de la fisioterapia pulmonar para expulsar flemas y mucosa es conseguir una mejoría de los síntomas, evitando a su vez la progresión de la enfermedad. Así, se garantiza la máxima capacidad física, mental, social y laboral de cada paciente.

En este sentido, podemos decir que los procedimientos de la fisioterapia respiratoria se basan en dos puntos principales:

  • La terapia física, que consistirá en fisioterapia pulmonar para expulsar flemas y mucosa, junto a ejercicios respiratorios.
  • El entrenamiento, tanto del músculo en general, como de los músculos respiratorios.

Como ya hemos dicho antes, parte de la fisioterapia pulmonar para expulsar flemas, ayuda a eliminar los mocos de la nariz y la garganta. Por esta razón, te mencionamos a continuación algunas técnicas y procedimientos a seguir como parte de esta fisioterapia pulmonar para expulsar flemas recomendada por los expertos.

Desobstrucción rinofaríngea retrógrada (DRR)

En primer lugar, tenemos esta técnica de fisioterapia pulmonar para expulsar flemas, que a pesar de tener un nombre complejo, es bastante sencilla:

  • Primero se debe realizar un lavado con suero fisiológico.
  • Después de realizar la limpieza con suero fisiológico, se debe elevar la mandíbula inferior, tapando la boca con los dedos para impedir la respiración por la boca.
  • Esta acción causa un reflejo inspiratorio de la nariz, arrastrando la mucosidad que se encuentra en la parte posterior hacia la garganta. De esta manera se eliminará por la boca dicha mucosidad.

Masajes para eliminar mucosidad adultos

Técnica de espiración lenta prolongada (ELPr)

Esta también es una técnica fisioterapia pulmonar para expulsar flemas sencilla, recomendada por los expertos, sobre todo en bebés. Consta de tres pasos simples que se pueden aplicar.

  1. En primer lugar, pon tus manos sobre el pecho y la región abdominal del bebé. Con esto, se busca sentir su respiración para diferenciar la inspiración (el pecho y abdomen se hinchan hacia afuera) de la espiración (el pecho y el abdomen se relajan hacia dentro).
  2. Una vez que tengas control de la  respiración, diferenciando la inspiración de la espiración, acompaña con tus manos la espiración haciendo un pequeño masaje para prolongar la expulsión del aire y arrastrando así la mucosidad.
  3. Lo siguiente es relajar la presión en el momento de inspiración para que el bebé vuelva a tomar aire.
  4. Después viene un momento crucial, el cual consta de hacer reír a carcajadas al bebé, ya que tanto la risa como el llanto ayudan a la expulsión de secreciones.

La carcajada tiene un efecto positivo de expectoración, causado por vibraciones y oscilaciones en el aparato respiratorio. Estas hacen que la flema se despegue de las paredes bronquiales y sea expulsada hacia la garganta para luego tragarlo.

Sin embargo, normalmente en las sesiones de fisioterapia pulmonar para expulsar flemas es más probable el llanto que la risa, debido al momento incómodo que genera nervios y susto en el bebé.

Al igual que las carcajadas, el llanto es beneficioso porque se genera una respiración con inspiraciones más profundas y espiraciones más forzadas, haciendo que el aire  salga con fuerza, obligando la salida del moco hasta la boca.

La técnica de espiración lenta prolongada (ELPr)  se puede hacer en diferentes posturas: con el bebé tumbado, en brazos  o sentado sobre las piernas de los padres.

Hay que tener en cuenta que todo esto va a depender de la edad y la habilidad que tengan los padres para aplicar la técnica.

Fisioterapia para expulsar flemas en niños

Drenaje postural

El drenaje postural es la técnica de fisioterapia pulmonar para expulsar flemas con más tolerancia, por lo cual suele ser la favorita para la eliminación de las secreciones.

El objetivo principal de esta técnica de fisioterapia pulmonar para expulsar flemas, es conseguir que las secreciones se expulsen por acción de la gravedad. Las mismas se trasladan hacia bronquios mayores y tráquea, hasta conseguir ser expulsadas con la tos.

Para realizar esta técnica de drenaje, es necesario colocar al paciente en una postura adecuada según la zona del pulmón que deseemos drenar. Hay que tener en cuenta, que antes de comenzar esta técnica, el paciente debe saber toser, así como respirar eficaz y profundamente.

Sabiendo que cada posición debe mantenerse durante 3-5 minutos, es importante que no se ejecute la técnica cuando el paciente está recién comido.

Percusión y vibración

Estas dos características son usadas con  asociación a la técnica de drenaje postural.

En primer lugar, la percusión consiste en dar palmadas, con las manos huecas, a un ritmo constante y marcado. De esta forma se desprende mecánicamente la flema espesa que se encuentran adheridas a las paredes de los bronquios.

Por otra parte, la vibración es un efecto que comprime intermitente la pared torácica durante la espiración, intentando así aumentar la velocidad del aire espirado para desprender la flema de los bronquios.

Educar la tos

La educación de la tos es una técnica de fisioterapia pulmonar para expulsar flemas que consiste en enseñar a toser. Es decir, provocar la tos después de una inspiración profunda y, en la espiración, provocar la tos dos o tres veces, asegurando el arrastre de la flema.

Esta técnica está indicada en aquellos pacientes con excesiva secreción en algún tipo de pre o postoperatorio, así como también en aquellas situaciones en las que se produce esputo excesivo.

Ejercicios respiratorios

Los ejercicios respiratorios están hechos para realizarse una vez al día, con la intención de disminuir el trabajo forzado de la respiración ante la secreción excesiva, mejorar la oxigenación y aumentar la función respiratoria correcta.

CERRAR