si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner
preguntas sobre epoc

Las cinco preguntas más frecuentes que se plantean los enfermos de EPOC

22Ago2017

Las cinco preguntas más frecuentes que se plantean los enfermos de EPOC

Le acaban de diagnosticar EPOC, y en su cabeza son muchas las dudas que le surgen con respecto a esta enfermedad: en qué consiste, cuáles son sus síntomas, qué tratamiento tiene, ¿me voy a morir?

 La EPOC no tiene cura, pero si sigue el tratamiento farmacológico que le haya pautado el médico, realiza los ejercicios que el fisioterapeuta le haya marcado para realizar todos los días, siendo constante y responsable de su enfermedad, le aseguramos que podrá mantenerse, tener buena calidad de vida, y evitar recaídas que le obligen a ingresar en el hospital.

En este artículo, damos respuesta a las preguntas más habituales que nos hacen los pacientes cuando comienzan nuestros tratamientos de fisioterapia respiratoria domiciliaria. ¿Se ha planteado alguna de ellas?

¿Por qué padezco EPOC?

Esta es la primera de todas y más habitual, ¿ por qué a mi?

La EPOC es también conocida como la “enfermedad del fumador”, ya que se conoce que el tabaco es su principal causa. Aunque se han dado casos de personas no fumadoras que también padecen la enfermedad.

Existe una relación causal entre el número de cigarrillos fumados y el riesgo de desarrollar la enfermedad, así, cuanto más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de padecer EPOC.

Aunque la causa principal sea el tabaco, también existen otros factores que parecen jugar un papel importante en su desarrollo, los cuales son cada vez mejor identificados. Entre éstos están: la contaminación del aire, la ocupación profesional, y/o otras enfermedades ya existentes, como el el asma crónica.

¿Es una enfermedad que tiene cura?

La EPOC, es una enfermedad que no tiene cura. Se trata de una enfermedad crónica que, una vez diagnosticada, evoluciona de manera lenta y progresiva sin posibilidad de detenerla.

A pesar de no tener cura, debe saber que esta enfermedad se puede tratar. Con el tratamiento adecuado, un buen programa de fisioterapia respiratoria adaptado a sus necesidades y buena voluntad, podrá tener una buena calidad de vida, se sentirá mejor, mejorará el pronóstico de su enfermedad y frenará su evolución.

¿Qué puedo hacer para favorecer el pronóstico de la enfermedad?

Ante un diagnóstico de EPOC es fundamental cambiar ciertos hábitos de vida, sino lo ha hecho ya, para evitar que el pronóstico de su enfermedad sea aún peor. En primer lugar, debe evitar la causa que lo ha producido, ya sea el tabaco o la exposición a agentes contaminantes entre otros.

A continuación, debe cumplir con el tratamiento farmacológico pautado por su médico, así como con sus recomendaciones en relación al estilo de vida y la alimentación. Además, debe cumplimentarlo con las técnicas de fisioterapia respiratoria y entrenamiento al esfuerzo prescrito por el fisioterapeuta respiratorio.

Cuando realizo algún tipo de actividad o esfuerzo físico me canso ¿debo dejar de hacerlo?

Uno de los principales síntomas en la EPOC es la disnea, definida como la sensación de falta de aire o ahogo, que aparece al realizar actividades de mayor o menor esfuerzo. Si usted experimenta esta sensación puede que le cause angustia o miedo, y tenga la tentación de abandonar cualquier tipo de actividad que la produzca.

No deje de realizar actividad física por miedo a que la práctica del mismo le vaya a producir mayor dificultad respiratoria, todo lo contrario. Al principio, se puede experimentar algo de fatiga o sensación de falta de aire, pero con la práctica y el tiempo irá disminuyendo y tolerará mejor el esfuerzo, pero para ello debe crear una rutina de ejercicio y ser una persona muy activa.

¿Qué debo hacer ante una crisis respiratoria?

En una crisis respiratoria la dificultad para respirar puede producir estrés y nerviosismo haciendo que pierda el control de su respiración. Lo primero que debe hacer es interrumpir lo que esté haciendo, sentarse e intentar mantener la calma.

Ahora el objetivo es que su respiración vuelva a la normalidad y que usted tome el control de la situación. Para ello, debe seguir las siguientes indicaciones: relajando los músculos del cuello y los hombros, inspire despacio por nariz; a continuación, coloque sus labios fruncidos, sin llegar a cerrarlos del todo, y suelte el aire de manera lenta y relajada.

Esta técnica le permite relajarse, siendo capaz de introducir más aire en los pulmones y vaciarlos con una mayor eficacia. Repítala hasta conseguir una respiración suave y profunda, utilizando el abdomen o respiración diafragmática.

Y si neccesita ayuda para aprender técnicas respiratorias que le permitan gestionar su enfermedad de manera eficaz, nuestros programas de rehabilitación pulmonar duran 4 semanas y en ellos aprenderá desde su propia casa, todas las técnicas y ejercicios adaptados a sus necesidades, que le permitirán encontrarse mejor.  


 ¿Le han diagnosticado recientemente EPOC? ¿qué fue lo primero que se preguntó? Cuéntenos su experiencia.

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

EPOC, Enfermedades Pulmonares , Preguntas y Respuestas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto