si con fisioterapia formulario banner
si con fisioterapia formulario banner

Claves para conocer mejor la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

17Abr2017

Claves para conocer mejor la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es la más común de las enfermedades respiratorias en el adulto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que actualmente hay 210 millones de personas en el mundo que presentan EPOC. En España, se cifra en un 9,1% la prevalencia de EPOC en la población de 40-70 años de edad. 

#1 ¿Qué es la EPOC?

La EPOC consiste en una obstrucción persistente de las vías respiratorias, lo que ocasiona una pérdida de la función pulmonar acelerada.

#2 ¿Qué ocasiona la EPOC?

El tabaquismo es la causa más común, pero también hay otros factores que pueden conducir al desarrollo de la enfermedad. Entre éstos están la contaminación del aire en interiores y exteriores, así como el polvo y las sustancias químicas en el lugar de trabajo, y enfermedades existentes, como el asma crónica. 

#3 ¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más frecuentes de la EPOC son:

  • Dificultad para respirar, bien en reposo o durante el ejercicio.
  • Tos crónica, acompañada o no de expectoración.
  • Debilidad muscular de brazos y piernas.

Al principio de la enfermedad los síntomas suelen pasar desapercibidos. La persona con EPOC  puede pensar que la tos continua o el aumento en la cantidad de secreciones se debe a su condición de fumador o ex fumador; o bien, que la sensación de ahogo que aparece al realizar actividades de mayor esfuerzo viene por la edad o la baja forma física.

Si usted padece alguno de estos síntomas y no está diagnosticado de EPOC, es conveniente que acuda a su centro de salud para una valoración y posible diagnóstico y, así, poder beneficiarse del tratamiento adecuado, dirigido a mejorar su estado de salud y   prevenir un daño mayor de las vías respiratorias.

Los síntomas tienden a empeorar con el tiempo. El enfermo de EPOC nota que no puede realizar actividades tan fácilmente como solía hacer, necesita detenerse y recuperarse mientras sube las escaleras, o descansar durante un paseo. Esto le lleva a dejar de hacer aquellas tareas que le suponen esfuerzo y le ocasionan ahogo. Es entonces cuando la EPOC es la que está tomando el control  y los síntomas van empeorando lenta pero progresivamente a lo largo de los años.

Al igual que ocurre con otras enfermedades crónicas, la EPOC puede afectar también a nivel emocional, produciendo sentimientos de tristeza o miedo por la pérdida de control sobre la enfermedad y sus síntomas o sentirse dependientes de los demás para que les ayuden con las tareas cotidianas o salir a la calle.

4# ¿Qué se puede hacer?

La EPOC es una enfermedad crónica de los pulmones y las vías respiratorias dañadas no se pueden reparar. Sin embargo, a pesar de no tener cura definitiva, se pueden tomar medidas para controlar los síntomas y frenar la progresión de la enfermedad. Cuando se diagnostíca la enfermedad a los pacientes les surgen muchas preguntas, pero con medicación, un buen programa de fisioterapia respiratoria y realizando actividad física pautada a diario, se puede tener una mejor calidad de vida.

Por un lado, es fundamental abandonar el hábito del tabaco, sí se sigue fumando, y cumplir el tratamiento farmacológico pautado por el médico, así como los consejos nutricionales.

Pero también es muy importante proporcionarle al paciente herramientas que le ayuden a lidiar con los síntomas, haciéndolos más llevaderos y que sea él  quien tome el control de la enfermedad y no al revés. Es aquí cuando entra en juego la Rehabilitación Respiratoria (RR), considerada un componente fundamental en el tratamiento de la EPOC.

Un correcto programa de RR incluye:

  • Entrenamiento de los músculos de tronco, brazos y piernas. En general su forma física. Esto a su vez hará que las actividades de la vida diaria le produzcan menos cansancio y tenga más vitalidad.
  • Ejercicio físico, manteniendo al paciente activo.

Los pacientes con EPOC, tienden a suprimir el ejercicio físico o aquellas actividades que les supone un esfuerzo por miedo a que les provoque más dificultad para respirar y ahogo. ¡Esto no es verdad! 

El hacer ejercicio con regularidad les ayuda a entrenar y controlar su respiración en la actividad física, y al mismo tiempo, que sean capaces de volver a la normalidad más rápidamente después del ejercicio.

La RR tiene por objetivo disminuir la disnea, optimizar la capacidad física y mejorar la calidad de vida de la persona con EPOC. Además,  estos programas pretenden reducir la necesidad de medicamentos (nunca sustituirlos) y las hospitalizaciones  por reagudizaciones.

Los programas de RR están organizados y supervisados por un fisioterapeuta, quien proporcionará un tratamiento individualizado atendiendo a las características y necesidades de cada paciente.

Estos programas podrán trabajarse en el domicilio, con estructura flexible para el paciente y su entorno. Además, tiene la ventaja de que los pacientes realizan los ejercicios en la comodidad de su hogar, les costará menos  integrarlo en  su vida cotidiana y cumplir con ellos.

    • Marta Godín Vivancos
    • Graduada en Fisioterapia por la Universidad Pontificia de Comillas, nº colegiada 010328.
    • Máster en Fisioterapia Respiratoria en IACES.
    • Experta en Fisioterapia respiratoria pediátrica en la Universidad La Salle.
    • Formación en Terapias Respiratorias a Domicilio TRDs por la Sociedad Española d Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

EPOC, Enfermedades Pulmonares

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto